La Pascua y Pentecostés

1

La Pascua y Pentecostés en la Coordinación de San Juan de Aznalfarache

La Pascua en el CEIP San Pedro Crisólogo

En el CEIP San Pedro Crisólogo, de la localidad San Juan de Aznalfarache, su profesora María José Ruano ha llevado a cabo una actividad con el alumnado de 4º de Educación Primaria titulada “La Pascua Cristiana”.

Tras leer las citas bíblicas sobre la Pascua y Pentecostés, el alumnado estableció un diálogo sobre las mismas, a continuación, realizaron unas actividades de comprensión, y juegos online sobre la Pascua para estimular y dinamizar la clase.

Por último, desarrollaron una composición: en una cartulina dibujaron la línea de horizonte, para diferenciar el suelo del cielo, y a través de la técnica del degradado, realizaron el paisaje con colores tierra para el suelo, y algunos colores fríos para el cielo, después, colorearon una ficha fotocopiable de la editorial del curso, Vicens Vives. Al terminar, lo recortaron y pegaron en la cartulina. El alumnado disfrutó con el desarrollo de la actividad, y potenciaron su capacidad creativa.

“Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor”. (Mateo 28, 5-6)

 

La venida del Espíritu Santo en el CEIP Juan Mendoza Mendoza

El alumnado del CEIP Juan Mendoza Mendoza en la localidad de Almensilla ha elaborado una actividad denominada “La venida del Espíritu Santo” en la Etapa de Educación Primaria, con la excelente guía de nuestra compañera María del Carmen Rubio, que ha tendido en cuenta las posibilidades de cada alumno/a.

Tras leer las citas bíblicas de la Venida del Espíritu Santo, y dialogar sobre los textos, identificaron los símbolos del Espíritu Santo y realizaron una ficha sobre los mismos, para desarrollar la gran creatividad de este alumnado y dar colorido a esta fiesta cristiana.

“Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos juntos en el mismo lugar. De repente, vino del cielo un ruido como el de una violenta ráfaga de viento y llenó toda la casa donde estaban reunidos.

Se les aparecieron entonces unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos. Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en diferentes lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse”. (Hechos 2,1-4)

Entradas relacionadas